Exploraciones

Piden que los chicos sean llamados por sus nombres en los hospitales.

nena

 

“Escuché a la sala 16 entra un tumor”, cuenta una madre que estaba en el hospital. “Qué lejos estamos de comprender al universo humano. A la 16, número de cama, entró Pilar, mi pequeña hija, que pasaba por una traumática situación de enfermedad, y que sin dudas esa circunstancia no la definía, ni hablaba de ella. A la cama número 16, entró Pilar, una niña de 5 años, de rulos desparejos que transitaba su jardín de infantes, que tenía una familia que la amaba, que le gustaba pintar y escribir su nombre en cada oportunidad que tenía, a la 16, número de cama, entro Pili, Pilita, Pilucha, Pi, una pequeñita que esperaba curarse
para crecer feliz”. Esa experiencia y la de muchos otros familiares llevó a generar un proyecto de ley en la provincia de Buenos Aires, Argentina, para que en los hospitales se identifique a los pacientes con sus nombres.

Según explican en la organización no gubernamental Del otro lado del árbol, la identificación del nombre del niño en los hospitales es importante porque tiene derecho a ser llamado por su nombre propio y a ser respetado de manera íntegra. “Nadie por estar enfermo se convierte en la patología que lo afecta, nadie se transforma en un número frío y despojado de humanidad. La identidad como aquello que realmente nos define, nos construye, el derecho a preguntarnos y a defendernos como seres únicos y sociales a la vez”, afirman. Como resultado del Encuentro de Asociaciones de Salud, Del otro lado del árbol está promoviendo el proyecto de ley bonaerense.

Estas palabras se fundamentan en numerosas convenciones internacionales que la Argentina suscribió y en leyes nacionales que tienen como principal propósito la defensa al derecho a la identidad. Tal es el caso de la Convención Sobre los Derechos del Niño adoptada por las Naciones Unidas el 20 de Noviembre de 1989, que cuenta con jerarquía constitucional desde el año 1994. Además, hay organismos internacionales como UNICEF, que recomienda en sus “Derechos del Niño Hospitalizado”, que “el niño hospitalizado debe llevar una identificación y ser llamado por su nombre”. En Chile se estableció el método “Llámame por mi nombre”, por el cual se instaló una pizarra en cada cama para identificar al paciente.

¿Alguna vez pasaron por la experiencia de que los llamen por el número de cama en el hospital?

Mirá aquí si querés conocer más sobre el proyecto de ley que reclama la organización Del otro lado del árbol y otras asociaciones de salud:

Desde aquí se pueden leer los Derechos del niño hospitalizado:

 

Deja un comentario