Hagamos Algo

La crisis invisible: los violentos no respetan ni los hospitales en Yemen

yemen_0

 

Los habitantes de Yemen, el país ubicado en el sur de la península de Arabia, rodeado por el mar Arábigo, el golfo de Adén y el mar Rojo, en Asia, está atravesando uno de los peores momentos en la historia de ese país. Hay más de 8,6 millones de personas sin acceso a la atención médica, 1 millón de niños con desnutrición, 1.5 millones de desplazados internos y 245.000 refugiados.

Desde la Primavera Árabe de 2011, el país se encuentra muy inestable pero desde marzo de 2015 , cuando comenzó la lucha entre rebeldes houtíes y fuerzas de la coalición lideradas por Arabia Saudita, la crisis recrudeció. “Actualmente, Yemen está sumido en una tremenda guerra civil que está devastando a su sociedad tanto como a su economía”, advierte Médicos Sin Fronteras, que tiene 800 médicos, enfermeros, y otras personas que están colaborando en 8 ciudades de ese país.

Además del conflicto con bombardeo, hay un bloqueo de combustible que paraliza al país. Es consecuencia del embargo de armas decidido por Naciones Unidas. “El costo del combustible en el mercado negro es muy alto. Esto complica el movimiento de la población, aumenta los costos de la comida y el agua y también impacta sobre el trabajo de los hospitales, que no tienen diésel para sus generadores. Muchas personas permanecen en pueblos y ciudades de ciertas provincias atrapados en medio de los combates, sin poder acceder a atención médica debido a la destrucción, daño y funcionamiento reducido de las estructuras de salud”, sostienen en Médicos Sin Fronteras.

Desde marzo hasta octubre, a pesar de todas las dificultades de circulación que hay en Yemen, Médicos Sin Fronteras trató a 15.587 heridos de guerra y donó más de 400 toneladas de suministros médicos. La población civil está pagando un precio demasiado alto en este conflicto: son demasiados los ejemplos de ataques a civiles. El 26 de octubre fue destruido el centro de salud apoyado por MSF en Haydan que proveía atención a unas 200.000 personas en Saada. El hospital Al Thawrah de Taiz fue afectado por bombardeos 6 veces seguidas el 25 de octubre.

Si querés colaborar con Médicos Sin Fronteras, podés entrar al sitio

Mirá cómo trabaja Médicos Sin Fronteras en una de las ciudades de Yemen: