Exploraciones

El satélite Arsat 2 ya está en Guyana para ser lanzado y comunicar al continente

53

 

 

El próximo 30 de setiembre, el orgullo argentino se inflará de nuevo. Ese día, se lanzará el satélite geoestacionario Arsat-2 desde Guayana Francesa. El satélite fue especificado por la empresa Arsat y diseñado e integrado por Invap, que son dos empresas públicas de Argentina. Cuando se encuentre en órbita, el Arsat-2 brindará servicios de televisión directa al hogar, transporte de señales de video, Internet, datos y telefonía IP.

El martes pasado, el satélite fue llevado desde Bariloche, donde se construyó, por un avión ucraniano Antonov hasta el aeropuerto de Cayenne, en Guayana Francesa, con una escala previa en Ezeiza para realizar una recarga de combustible. Después del arribo, el satélite fue transportado por tierra hasta Kourou, donde será lanzado al espacio: estará en órbita al menos 15 años.

El año pasado, se había lanzado el satélite Arsat-1, que cuenta con una antena de banda Ku y centra sus servicios en el territorio nacional. En cambio, el satélite Arsat-2 dispone de tres antenas, una desplegable que emite en banda C, y una desplegable y una fija (también llamada gregoriana) que lo hacen en bandas Ku. El satélite fue desarrollado para brindar servicios de telecomunicaciones sobre el continente americano en tres coberturas: sudamericana, norteamericana y hemisférica. Antes de contar con los satélites Arsat, la Argentina tenía que alquilar el servicio de satélites para usar en telecomunicaciones.

A partir del 30 de setiembre, el país tendrá 2 satélites geoestacionarios en el espacio. Se llaman «geoestacionarios» porque permanecen siempre en la misma vertical sobre la tierra. Para eso, el satélite da una vuelta completa alrededor de la tierra en el mismo tiempo en que la tierra da una vuelta completa sobre su eje. La gran ventaja que aportan es que se pueden considerar como puntos fijos en el cielo, de manera que pueden encargarse de las transmisión de las comunicaciones entre dos puntos, o del envío de imágenes periódicas de una zona para analizar su meteorología, como enlace para telefonía móvil o para aplicaciones militares, entre otras muchas actividades.

La idea de los satélites geoestacionarios fue del escritor y divulgador científico Arthur C. Clarke. El primer satélite fue lanzado por los Estados Unidos en agosto de 1964. Desde entonces se han lanzado innumerables satélites geoestacionarios con diversos usos:

 

Mirá el video con las palabras de Matías Bianchi, el director de la empresa pública que lanzará el satélite Arsat-2 (Vía Casa Rosada)

 

Deja un comentario