Exploraciones

Cómo piensa el Ministro de Ciencia de Cristina que seguirá con Macri

lino

 

A partir del 10 de diciembre próximo, Mauricio Macri será el presidente de la Argentina, y mantendrá como Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva a Lino Barañao. Ya estuvo durante 8 años en el puesto con la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Piensa seguir proyectos que ya están en curso y sumar otros. Arrancó con el reclamo por un mejor salario para los científicos, una cuestión en la que Barañao se enfocó desde 1985 cuando fue elegido titular de la Asociación de Profesionales del Conicet.

Mantuve una entrevista con Barañao que fue publicada el sábado 28 en el diario Clarín. Aquí van algunas definiciones ampliadas de los temas abordados en la entrevista:

– A cuánto se elevará la inversión en ciencia

«Pienso que no hay que pensar en cifras en abstracto, sino impulsar proyectos con un objetivo específico, como Pampa Azul, que promueve innovaciones tecnológicas aplicables a la explotación sustentable del mar. La ley PROMAR que obliga a financiar con al menos 250 millones de pesos anuales al proyecto Pampa Azul fue aprobada por unanimidad en ambas cámaras y es un modelo en cuanto al financiamiento de proyectos concretos. En la medida en que aumente el numero de investigadores y se aboquen a iniciativas estratégicas de envergadura será posible invertir cada vez más en el sector».

– Mejoras en los salarios de los investigadores

«Estamos logrando que los salarios de los investigadores del Conicet sean equiparados con otras instituciones del sistema. Ya se han aprobado adicionales y está en marcha una negociación paritaria. Sin dudas, se intentará mejorar más. También estamos dando respuesta un reclamo histórico de los técnicos del Conicet. Ellos tenían un régimen jubilatorio diferente, y ahora hay un proyecto de ley que los equiparará».

– La inversión de las empresas privadas en investigación y desarrollo

«Hay que incentivarla más desde el Estado. La ley de promoción de la industria del software, que da beneficios fiscales resultó un éxito. Ahora, falta la reglamentación de la ley para promover la biotecnología moderna para que las empresas privadas también desarrollen proyectos. Por otra parte, el aumento de la proporción de empresas tecnológicas se reflejará en un incremento de la inversión del sector privado en investigación y desarrollo».

– Los daños de las fumigaciones con agroquímicos en la salud humana

«Cuando se usan de acuerdo con las reglamentaciones, el riesgo de los agroquímicos es mínimo. El problema está en cómo se los aplica. Hay que crear una certificación sobre quiénes pueden aplicarlos, y controlar mejor. Debería castigarse penalmente a quien fumiga dentro de las áreas urbanas. Con los antibióticos, también hay un mal uso y muertes, y nadie se queja porque se percibe el beneficio de su uso. En el caso de los compuestos fitosanitarios no se ha explicado claramente cuál es el beneficio social que ello implica a través del incremento de la eficiencia en la producción de alimentos. En el futuro, las plantas ya crecerán con modificaciones que harán innecesarios a los agroquímicos, gracias a técnicas de biología molecular».

 

Mirá el video institucional del MINCYT con Lino Barañao en el que habla qué pasó en la ciencia argentina entre 2003 y 2013: 

 

Deja un comentario