Exploraciones

A caminar contra la enfermedad de Alzheimer

ALA

 

El 19 de setiembre se hará una caminata por el cerebro. O más bien una movida para cuidarlo y prevenir la enfermedad de Alzheimer. «El Alzheimer tiene un impacto social, médico, político y económico de gran magnitud», advirtió días atrás el neurocientífico Facundo Manes, durante una charla organizada por el Banco Provincia.

El instituto que dirige Manes, el Instituto de Neurología Cognitiva, organiza la caminata el 20 de setiembre en diferentes ciudades argentinas. Los lugares exactos se informan en la página en Facebook aquí: 

La enfermedad se caracteriza por el deterioro de la capacidad para procesar el pensamiento, más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. Afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido, por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

Se calcula que actualmente hay más de 35,6 millones de personas en el mundo con la enfermedad de Alzheimer y, dado el envejecimiento estimado en la población mundial, esta cifra aumentará a 65,7 millones para 2030 y a 115,4 millones para 2050. El número de pacientes se está duplicando cada 20 años con un nuevo caso cada 70 segundos. Los costos por este problema se estimaron en aproximadamente el 1% del producto bruto interno mundial. Además, existen costos adicionales debido al impacto físico y emocional en los cuidadores de los pacientes, y como sucede dramáticamente con cada epidemia, los efectos se sentirán de manera más aguda en los países de bajos y medianos ingresos con respecto a los países desarrollados.

Para prevenir más casos, se puede hacer mucho, según el doctor Manes: mantener una mente activa con desafíos, una dieta saludable, actividad física y tener una vida social intensa son factores potenciales de protección en la mediana edad que pueden ayudar a mantener la reserva cognitiva en la vida adulta. También hay que tener niveles adecuados en la presión arterial, el colesterol y las lipoproteínas, la glucosa en sangre, ácido fólico, vitamina B12 y el peso son vitales. En cambio, beber demasiado alcohol y fumar tabaco son factores que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad

¿Qué hacés por tu cerebro cada día?

Deja un comentario