Exploraciones

40, 45 ó 50: ¿a qué edad conviene empezar con la mamografía?

mamas

 

Una mamografía es una radiografía de la mama. A través de esa tecnología, los médicos pueden detectar signos de cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir con la palpación. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir más tiempo y llevar una vida saludable. Pero la edad en la que las mujeres deben hacerse la primera mamografía está en debate entre las sociedades médicas y las autoridades sanitarias. Aquí van las edades y los argumentos que esgrimen cada sector:

– 40 años: Es la edad que recomienda para el inicio de la mamografía el consenso entre las sociedades médicas de la Argentina, que se difundió en 2006. El consenso fue alcanzado entre la Asociación Médica Argentina, la Sociedad Argentina de Mastología, Sociedad Argentina de Radiología, Sociedad Argentina de Cancerología, entre otras entidades, y por ahora continúa vigente. El consenso completo se puede leer aquí. Allí, se informa que el beneficio se traduce en la reducción del índice de mortalidad por cáncer de mama en el 25% en la población que se hace la mamografía a partir de los 50 años. Pero sigue la recomendación del Colegio Americano de Radiología de 1997 que aconseja acceder a la mamografía a partir de los 40 años y repetirla cada año si no se tienen síntomas ni antecedentes familiares o personales de cáncer de mama. Aconseja hacerse una mamografía a los 35 años como base para que luego se puedan hacer comparaciones cuando la mujer se la haga a partir de los 40 años.

– 45 años: Es la edad que recomienda ahora la Sociedad Americana contra el Cáncer de los Estados Unidos. Se dio a conocer la semana pasada con las nuevas guías para la detección del cáncer de mama. Recomendó hacerse la mamografía cada año a partir de los 45 años de edad. También señala la opción de cambiar a una mamografía cada dos años a partir de los 55 años de edad. Antes esa entidad médica aconsejaba los 40 años, pero el cambio se debe a que la mamografía a esa edad arroja más resultados «falsos positivos», que dan lugar a falsas alarmas, que llevan a que la mujer tenga que hacerse más mamografías ampliadas y biopsias. En estos casos, como finalmente no se detecta cáncer, esos estudios se vuelven innecesarios. Mientras que dura el proceso de la primera detección hasta el resultado de la biopsia, la mujer suele sufrir mucha angustia y ansiedad por los resultados.

– 50 años: Es la edad recomendada por el Instituto Nacional del Cáncer de Argentina. Sigue estudios científicos avalados por la Organización Mundial de la Salud. Aconseja que todas las mujeres de entre 50 a 70 años se realicen un estudio mamográfico cada dos años junto a un examen físico de las mamas por parte de un profesional de la salud. Por otra parte, «tanto en las mujeres de entre 40 y 50 años como en las mayores de 70 la decisión de hacer o no una mamografía debe ser personalizada. La mujer debe hablarlo con su ginecólogo/a o con su médico/a de cabecera, y valorar los pros y los contras de hacer el estudio mamográfico», sugiere. También se reconoce la validez de estudios complementarios, como la ecografía y la resonancia magnética, que se emplean fundamentalmente en mujeres con fuertes antecedentes familiares y mutaciones genéticas conocidas detectadas o altamente sospechadas y en situaciones puntuales cuando exista indicación (por ejemplo: algunas mujeres con mamas extremadamente densas o que tengan prótesis mamarias). Cincuenta años es la edad ideal porque se detectan los casos de cáncer de mama a tiempo y no hay tantos falsos positivos.

Hay que tener en cuenta que para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama el Instituto Nacional del Cáncer recomienda no fumar tabaco, evitar el consumo de grasas, realizar actividad física, moderar el consumo de alcohol. as terapias de reemplazo hormonal y la exposición excesiva a la radiación ionizante (rayos x).

 

 

Deja un comentario